Trucos de Belleza

martes, 7 de abril de 2015

Protege tu piel y tu organismo con antisépticos 100% naturales

La piel es el órgano más extenso de nuestro cuerpo, y se encuentra expuesto a todo tipo de agentes contaminantes, bacterias, hongos y virus. Como estos microorganismos y potenciales amenazas proliferan por todas partes, una leve lastimadura en la piel puede significar el ingreso de estos agentes nocivos al cuerpo, desembocando en reacciones negativas para nuestra estética y nuestra salud.

¿Qué hacer ante ello? Es posible aprovechar los efectos benéficos de diferentes antisépticos de origen natural, que nos protegerán sin necesidad de incorporar químicos en nuestro organismo. Algunos ejemplos son:

Miel: la presencia de vitaminas, sales minerales e hierro transforman a la miel en un potente antiséptico, reconstituyente y antiinflamatorio. Se puede aplicar de forma directa o con un apósito al momento de surgir una erupción en la piel, como en el caso de granos o forúnculos.
Ajo: es otro poderoso antiséptico, tanto al aplicarse externamente como al consumirlo. La colocación de un diente de ajo sobre los hongos de los pies, por ejemplo, acelera su desaparición.
Tomillo: además de su uso en el tratamiento de infecciones internas, el tomillo puede utilizarse para sanar heridas en la piel. Debes hervir dos cucharadas en una taza repleta de agua a lo largo de un período de cinco minutos. Luego de dejar refrescar la preparación, tienes que aplicarla a través de un trozo de algodón en las áreas que han sido afectadas.
Equinácea: múltiples propiedades antisépticas se concentran en la raíz de esta especie vegetal. Registra excelentes condiciones para el tratamiento de lesiones e infecciones cutáneas. Debes efectuar una infusión con extracto de raíz y aplicar mediante una gasa humedecida sobre el sector con problemas.

Imagen: wikimedia.org

martes, 24 de marzo de 2015

La fangoterapia y sus ventajas

¿Sabías que el fango o arcilla es una de las alternativas naturales más efectivas para recuperar y rejuvenecer tu piel? Actualmente se la combina con algas u otros elementos de origen vegetal, con el propósito de potenciar su impacto benéfico. La fangoterapia es un conjunto de técnicas cosmetológicas que viabilizan los beneficios de este producto natural sobre la piel.

Algunas de las propiedades más importantes del fango son las siguientes:

Dinamiza la circulación sanguínea en las áreas tratadas.
Potencia las terminales nerviosas implicadas.
Logra una mayor tonificación del tejido conjuntivo.
Crea mejores condiciones para la regeneración celular, algo vital en cuanto a la recuperación de la piel.
Elimina restos de maquillaje y otros residuos acumulados a lo largo del tiempo bajo la epidermis.

Actualmente es posible hallar una gran cantidad de productos desarrollados con fango o arcilla en el mercado, pero también podemos crear mascarillas y cremas en el hogar de una forma mucho más económica, y sin ningún tipo de agregado artificial o comercial. Será asimismo una tarea divertida y nos aportará una gratificación extra obtener resultados positivos en la piel con un producto confeccionado en forma casera.

Vale tener en cuenta que las mascarillas de arcilla ofrecen resultados más rápidos en las pieles más grasas, debido a su mayor capacidad de absorción. Por el contrario, al aplicarse en pieles secas pueden generar cierta tirantez en un primer momento, pero con el paso del tiempo estos efectos desaparecen.

Se aconseja la aplicación de estas mascarillas de barro cada quince o treinta días, una frecuencia que podrá verse alterada si se necesita mejorar la imagen de la piel debido a una fiesta, evento u ocasión especial. Si sufres de acné o tu piel es excesivamente grasa puedes aplicar las mascarillas cada siete días a lo largo de dos meses, desarrollando un tratamiento con fines preventivos o curativos.

Imagen: deguapas.com

lunes, 9 de marzo de 2015

Propiedades de las sales de Epsom en medicina y belleza natural

Si te interesan las alternativas para mejorar tu estética y optimizar tu calidad de vida de manera natural, no puede dejar de conocer las principales propiedades de la sal de Epsom o sulfato de magnesio. No se trata de ninguna novedad, ya que este producto se emplea desde hace muchísimos años en el campo de la medicina naturista, como así también en la estética orientada a disminuir o directamente eliminar el uso de compuestos sintéticos.

Por un lado posee múltiples aplicaciones curativas, teniendo en cuenta por ejemplo que reduce el dolor. Al mismo tiempo, disminuye la concentración excesiva de ácido láctico en los grupos musculares que han sido expuestos a una ejercitación intensa. De esta manera, las sales de Epsom son ideales en los tratamientos orientados a aliviar los músculos afectados por la constante actividad, como en el caso de los baños utilizados con ese fin.

No podemos dejar de lado además su potencial en la revitalización de los pies cansados y con dolor. Por otra parte, ya en el terreno de la belleza natural, concentra excelentes propiedades para la exfoliación y es ampliamente utilizada en baños refrescantes y relajantes. Vamos a un ejemplo práctico, un baño refrescante para pies con sales de Epsom.

Para desarrollarlo necesitarás media taza de sal de Epsom, alrededor de 10 gotas de aceite esencial de menta, mandarina, romero o eucaliptos y dos o tres tazas de canicas. Debes preparar la bañera con agua fría (o tibia, en caso de no soportarla) para cubrirte hasta los tobillos e incorporar el aceite esencial y la sal de Epsom.

Luego mezcla con los pies y coloca las canicas, cubriendo el fondo de la bañera. Deja los pies bajo el agua por alrededor de veinte minutos, hamacándolos sobre la superficie de canicas. Posteriormente seca tus pies y completa el tratamiento aplicando una loción para relajar combinada con gotas de aceite esencial.

Imagen: wikimedia.org

martes, 17 de febrero de 2015

Accesorios básicos para tus tratamientos de belleza

Cada día emprendes la tarea de verte atractiva frente al espejo y buscas sentirte a gusto con la imagen que te devuelve. En ese marco, existe un grupo de accesorios, complementos y elementos que no pueden faltar en tu kit de belleza, para poder llevar adelante con solvencia cada uno de los tratamientos que tu rostro, tu piel y tu pelo requieren.

A la hora del maquillaje, por ejemplo, necesitarás brochas de cerdas naturales que te facilitarán la distribución del polvo, el rubor o las sombras en los ojos, siendo mucho más efectivas que las brochas sintéticas. No lo olvides al momento de elegir entre una u otra opción. También puedes conseguir un esfumino, un accesorio perfecto para combinar las tonalidades en los ojos y conseguir un sugerente efecto esfumado.

No puede faltar tampoco un cepillo para pestañas, que hará posible el arqueado y separación conveniente de las mismas, un detalle que multiplicará rápidamente el encanto de tu rostro y te hará ganar varios puntos en cuanto a sensualidad. ¿Cuentas con uno de ellos en tu kit de belleza?

Para el momento de retirar el maquillaje pueden ser muy efectivos los discos de algodón, teniendo en cuenta que su forma circular optimiza la limpieza y provoca que el proceso de desmaquillado sea más veloz y se realice de una manera uniforme, sin dejar espacios sucios o desprolijos.

Por último, quisiéramos recomendarte para tu cabello el empleo de distintos peines de acuerdo a la situación. Los clásicos siempre son bienvenidos, pero además uno de tipo circular puede servirte para trabajar a la par con el secador de pelo cuando el tiempo te agobia. En el caso de los cabellos ondulados, no puede faltar en tu kit un peine de dientes separados.

Imagen: elvocerodigital.com

miércoles, 4 de febrero de 2015

Dientes y encías brillantes con miel y mirra

Una de las alternativas naturales más efectivas para lograr mantener siempre limpios nuestros dientes y encías es la aplicación de una preparación desarrollada a partir de mirra y miel. Puedes estar segura que con este tratamiento natural la belleza de tu sonrisa alcanzará niveles superlativos, y al mismo tiempo lograrás beneficios para tu salud previniendo infecciones y otras patologías relacionadas.

¿Por qué la integración de estos dos productos naturales puede ser tan eficaz? En el caso de la miel, aunque posee azúcares capaces de producir caries, su amplio poder antiinflamatorio es excelente para atacar las encías inflamadas, un inconveniente bastante habitual. La mirra, por su parte, presenta condiciones antisépticas que reducen la actividad de las bacterias en los dientes. Al actuar en conjunto, los beneficios se multiplican y potencian.

¿Qué necesitas para elaborar una solución casera con mirra y miel para dientes y encías? Solamente 30 gramos de mirra en polvo, 1 cucharada de salvia en polvo y dos cucharadas de miel de abejas. Deberás combinar los ingredientes y resguardar la mezcla obtenida en un recipiente cerrado.

Para utilizarla, toma una pequeña cantidad con tu dedo índice y repártela por tus dientes y encías. Deja actuar por un buen rato. Intenta aplicar este producto natural en dos ocasiones al día, principalmente al levantarte por las mañanas y al acostarte por las noches.

Además de mantener la belleza de tu boca, preservar dientes y encías en forma saludable repercutirá en la armonía de tu sistema digestivo, ya que precisamente en la boca comienza el viaje de los alimentos por el cuerpo.

Imagen: cuadernodeaula.blogspot.com

miércoles, 21 de enero de 2015

Los beneficios de la clorofila líquida

Este pigmento presente en las plantas es un elemento básico para transformar la energía solar durante la fotosíntesis, pero además posee excelentes propiedades para el consumo humano, y es así que se la está utilizando cada vez en mayor medida para mejorar nuestra salud y, en consecuencia, nuestra belleza externa.

Aunque la clorofila se encuentra en los vegetales que forman parte de la dieta diaria, con los mismos no se logra asimilar al 100% en el organismo. Es así que se aporta en forma independiente y en múltiples presentaciones, siendo la clorofila líquida una de esas variantes.

Estas son las principales ventajas de la clorofila líquida:

Es una fuente excepcional de vitaminas y minerales, que logran digerirse con suma facilidad.
Mejora la circulación sanguínea y mantiene el equilibrio del metabolismo.
Cuenta con una fuerte acción antioxidante.
También fortalece los sistemas circulatorio e intestinal.
Disminuye los niveles de colesterol negativo y triglicéridos.
Posee un importante potencial anticarcinogénico y ayuda en la protección contra las toxinas que ingresan al organismo, como así también contra los efectos secundarios de ciertos fármacos.
Genera la alcalinización del organismo, previendo los inconvenientes ligados a un incremento del nivel de ácido.

¿Cómo se consume la clorofila líquida? En la mayoría de los casos se aconseja tomar una cucharada disuelta en agua, en tres ocasiones por día.

Lógicamente, la mejoría en nuestro estado nutricional y en la salud en general derivará en beneficios estéticos: una mejor imagen de la piel o un color y brillo fantástico en el cabello serán algunas de esas ventajas.

Imagen: wikimedia.org

lunes, 5 de enero de 2015

El té, un gran aliado en la salud y la belleza

El es una milenaria bebida natural que desde siempre se ha destacado por sus múltiples beneficios para la salud. Pero también se puede aprovechar como una herramienta para optimizar la belleza del cabello, la piel, los ojos y otros sectores del cuerpo.

Existen muchas recetas naturales para mejorar aspectos específicos de nuestra imagen externa gracias al té en sus distintas variedades. A continuación te presentamos algunas de esas opciones:

Té negro para quemaduras provocadas por el sol: requerirás 2 cucharadas de té negro y media taza de agua. Coloca el té negro en el agua e hierve a lo largo de diez minutos. Posteriormente deja que la preparación se refresque y mantenla en la nevera durante el transcurso de dos horas. Para aplicarlo, embebe un trozo de algodón con el té y déjalo en el área afectada a lo largo de quince minutos, logrando enfriar la zona. Reitera este procedimiento en cuatro ocasiones por día.

Té de manzanilla para la fatiga ocular: necesitarás dos cucharadas de manzanilla y media taza de agua. Ubica la manzanilla en un recipiente con el agua, y luego deja hervir por cinco minutos. Refresca y mantiene en la nevera por dos horas. Embebe tu trozo de algodón con esta mezcla y aplica sobre los ojos, dejando actuar por diez minutos.

Té negro para el cansancio de los pies: requieres media taza de té negro frío y media taza de té de menta. Prepara ambas infusiones en media taza de agua, hirviendo por cinco minutos, refrescando y dejando en la nevera por dos horas. Luego mezcla los dos tés en un recipiente que te permita por su tamaño introducir tus pies. Deja remojar los pies por un lapso de 15 minutos, repite varias veces en la semana.

Imagen: wikipedia.org