Trucos de Belleza

lunes, 5 de enero de 2015

El té, un gran aliado en la salud y la belleza

El es una milenaria bebida natural que desde siempre se ha destacado por sus múltiples beneficios para la salud. Pero también se puede aprovechar como una herramienta para optimizar la belleza del cabello, la piel, los ojos y otros sectores del cuerpo.

Existen muchas recetas naturales para mejorar aspectos específicos de nuestra imagen externa gracias al té en sus distintas variedades. A continuación te presentamos algunas de esas opciones:

Té negro para quemaduras provocadas por el sol: requerirás 2 cucharadas de té negro y media taza de agua. Coloca el té negro en el agua e hierve a lo largo de diez minutos. Posteriormente deja que la preparación se refresque y mantenla en la nevera durante el transcurso de dos horas. Para aplicarlo, embebe un trozo de algodón con el té y déjalo en el área afectada a lo largo de quince minutos, logrando enfriar la zona. Reitera este procedimiento en cuatro ocasiones por día.

Té de manzanilla para la fatiga ocular: necesitarás dos cucharadas de manzanilla y media taza de agua. Ubica la manzanilla en un recipiente con el agua, y luego deja hervir por cinco minutos. Refresca y mantiene en la nevera por dos horas. Embebe tu trozo de algodón con esta mezcla y aplica sobre los ojos, dejando actuar por diez minutos.

Té negro para el cansancio de los pies: requieres media taza de té negro frío y media taza de té de menta. Prepara ambas infusiones en media taza de agua, hirviendo por cinco minutos, refrescando y dejando en la nevera por dos horas. Luego mezcla los dos tés en un recipiente que te permita por su tamaño introducir tus pies. Deja remojar los pies por un lapso de 15 minutos, repite varias veces en la semana.

Imagen: wikipedia.org

lunes, 22 de diciembre de 2014

Opciones naturales contra los ojos rojos e irritados

Diversas situaciones que vivimos a diario pueden provocar que nuestros ojos se vean rojos y se irriten. Es interesante poder conocer algunas alternativas naturales para sobrellevar esta cuestión, porque no solamente impacta negativamente en nuestra estética sino que también puede estar relacionada con actuales o futuros problemas de visión.

Algunas condiciones que pueden generar ojos irritados son la exposición continuada a lámparas fluorescentes, a los rayos del sol, al humo, a las pantallas de TV u ordenadores y dormir pocas horas al día.

¿Qué puedes hacer para dejar atrás este problema? Ten en cuenta estos consejos:

Lava tus ojos con sal: necesitas una cucharada de sal y media taza de agua. Debes hervir el agua durante cinco minutos y posteriormente incorporar la sal. Deja enfriar la preparación, y posteriormente lávate los ojos con la misma, utilizando un gotero. Hazlo en varias ocasiones por día hasta conseguir el efecto buscado.

Efectúa una compresa de papa: requieres una papa blanca en estado maduro, pero sin secciones pasadas o verdes, y un trozo de tela. Primero pela y ralla la papa, colocando lo obtenido en una tela porosa que permita que el líquido de la papa se filtre. Ubica la compresa sobre tus ojos alrededor de diez minutos. Repite por varias ocasiones al día.

Lava tus ojos con eufrasia: necesitas diez gotas de tintura de eufrasia y media taza de agua tibia. Disuelve la eufrasia en el agua, y luego deja enfriar la preparación. Posteriormente aplica sobre los ojos mediante un gotero y en una gran cantidad. A continuación, enjuaga con abundante agua. Repite en varias ocasiones al día.

A pesar de estas interesantes soluciones naturales, no dejes de concurrir al oftalmólogo si adviertes problemas en la visión, sientes dolor en los ojos, tienes sangrado o cualquier otro inconveniente similar.

Imagen: otramedicina.imujer.com

viernes, 12 de diciembre de 2014

Características del bronceado con caña de azúcar

Muchas veces deseas verte hermosa y lucir un bronceado fantástico aunque la estación del año o el clima imperante no permitan que puedas conseguirlo de manera natural. Ante esto existen distintas alternativas, siendo una de ellas el bronceado con caña de azúcar o DHA. ¿En qué consiste? ¿Cuáles son sus características?

Precisamente se denomina DHA a un compuesto que se deriva de la caña de azúcar. Se trata de un principio activo que aparentemente no tendría efectos perjudiciales sobre la piel o la salud en general. Su empleo con fines médicos y en el área de la cosmética ya cuenta con algo más de 40 años de historia.

El proceso que determina la utilidad de este compuesto para el bronceado comienza con una reacción en la capa superficial de la piel, que al contactarse con la denominada queratina genera un cambio que desemboca en el bronceado, sin que sea necesario poner en acción el sistema tradicional o melanina.

El bronceado con caña de azúcar o DHA dura aproximadamente entre 5 y 10 días. Las sesiones deben efectuarse con 7 días de diferencia entre una y otra, aconsejándose especialmente una exfoliación en profundidad antes de cada nueva sesión. Tanto el tipo de piel de la persona como sus hábitos de cuidado influirán en forma considerable en el tiempo de duración del efecto de bronceado.

Es importante que tengas en cuenta que el DHA no brinda una protección contra la radiación solar, por lo tanto no deberás dejar de utilizar los productos indicados para proteger tu piel de esa amenaza.

Imagen: perubronze.blogspot.com

viernes, 7 de noviembre de 2014

Productos naturales que te hacen más bella

¿Sabes que algunos de los mejores elementos para incrementar tu belleza te los entrega la propia naturaleza? Muchas hierbas, frutas o verduras tienen un fuerte poder positivo sobre la piel y otros aspectos físicos. Aquí te dejamos algunos ejemplos:

-Cúrcuma: se trata de una hierba con amplio potencial antiinflamatorio y antiséptico. En consecuencia, se la emplea en mascarillas exfoliantes, entre otras aplicaciones.

-Papaya: la crema de papaya es muy eficaz para el alivio de quemaduras provocadas por el sol o distintas erupciones cutáneas. También es excelente como hidratante, para la piel en general y en especial para combatir los labios secos.

-Argán: su aceite es riquísimo en vitamina E y ácidos grasos, siendo muy recomendable contra las arrugas y el acné. Posee importantes propiedades contra el envejecimiento cutáneo.

-Aguacate: tiene un elevado poder nutritivo, aportando grasas benéficas y vitamina E. Asimismo, el interior de la cáscara cuenta con propiedades exfoliantes.

-Monoi: es un aceite natural, que se elabora a partir de una infusión de aceite de coco y gardenias. En Tahití, las mujeres emplean este producto natural para la protección de su piel y de su cabello.

-Semillas de camelia: el aceite elaborado a partir de estas semillas es un potente antioxidante, que al mismo tiempo hidrata y aporte nutrientes esenciales para la piel. Es utilizado contra las estrías, para recuperar cuadros de quemaduras y para potenciar a las uñas. Aporta ácido oleico y vitamina E.

Estos son solamente algunos de los productos naturales que pueden modificar el estado de tu piel y darte un estallido de belleza. No te arrepentirás al probarlos.

Imagen: wikimedia.org

viernes, 3 de octubre de 2014

Arcilla y yogur para prevenir los granos

Cuando buscas prevenir la aparición de granos, espinillas o hasta acné, una salida excelente para cerrar los poros es preparar una mascarilla natural de arcilla y yogurt. ¿Quieres saber cómo prepararla? Te invitamos a seguir leyendo:

En principio debes saber que abrir los poros es básico para lograr suprimir aquellas toxinas que existan en la piel. Pero posteriormente debes trabajar para cerrar los poros cuando la piel ya se encuentre limpia, buscando evitar que se generen infecciones o problemas con impurezas.

El yogurt y la arcilla no solamente te ayudarán a cerrar los poros o prevenir el surgimiento de granos, sino que además brindarán sustancias nutritivas que mejorarán tu piel tanto por dentro como fuera.

Para preparar la mascarilla necesitarás: media cucharada de arcilla cosmética, dos cucharadas de yogurt, dos gotas de aceite esencial de lavanda, media cucharada de aceite de almendras dulces.

Debes mezclar la arcilla, el yogurt y el aceite esencial de lavanda, para posteriormente sumar el aceite de almendras. Integra bien todos los ingredientes. Guárdala en la nevera.

Aplícala sobre tu rostro, que previamente debe estar limpio. Déjala actuar durante el transcurso de 15 minutos, y posteriormente retira el contenido con una toalla embebida en agua tibia. Por último, lava en profundidad tu rostro con agua fría. Coloca la máscara una vez cada 7 días en los primeros tiempos, para luego extender a 15 días la frecuencia de aplicación. Poco a poco comenzarás a observar excelentes resultados en tu piel, gracias a un producto 100% natural.

Imagen: tratamientosparaelacnefacial.blogspot.com

lunes, 15 de septiembre de 2014

Avena y suero de leche para limpiar la piel

Los productos naturales son una excelente alternativa cuando estamos buscando limpiar la piel y prevenir problemas con los poros. Es el caso de una mascarilla de avena y suero de leche, que nos brindará renovación cutánea y eliminará las células muertas que obstruyen los poros.

Esta clase de productos naturales optimizan la salud de la piel, incrementando la sensación de juventud o la suavidad  cutánea. Vale recordar que en forma cotidiana las células de nuestra piel se van renovando, aunque en muchos casos la presencia de residuos varios obstruye los poros. Para solucionar este problema es posible crear y utilizar una mascarilla de suero de leche y avena.

¿Cómo la prepararás? Necesitarás avena y suero de leche. Mézclalos en un recipiente hasta crear una pasta cremosa. Cuando esté lista, pásala a otro recipiente de vidrio y déjala en la nevera por toda una noche. Antes de emplearla, extrae el exceso de líquido que habitualmente se presenta.

Para la aplicación deberás tener en cuenta las siguientes instrucciones:

Colócala en el rostro, pero siempre sin que entre en contacto con tus ojos.
Déjala actuar durante treinta minutos.
Por último enjuaga en dos ocasiones: la primera con agua tibia y la segunda con agua fría.

¿Por qué es efectiva esta mascarilla? Por un lado, la avena aporta nutrientes que le otorgarán firmeza a tu piel. El suero de leche, en tanto, es perfecto para suprimir toxinas. Al mismo tiempo, entrega vitaminas y minerales que optimizan la salud de la piel.

Imagen: wikipedia.org

martes, 2 de septiembre de 2014

Soluciones caseras para el mal aliento

El mal aliento o halitosis afecta a un gran número de personas, generando situaciones incómodas para el propio individuo y en su relación con el contexto. Aunque hallarás diferentes alternativas en tratamientos convencionales, también es posible encarar este problema con métodos hogareños.

¿Por qué se genera el mal aliento? Existen diversas causas, pero entre las más importantes es posible mencionar a una inadecuada higiene de la zona bucal, distintas dolencias en las encías, sequedad en la boca por el consumo de fármacos o el hábito de beber alcohol, fumar o consumir algunos alimentos en exceso, como el ajo o la cebolla. Algunas enfermedades, como por ejemplo la diabetes, pueden propiciar la aparición de la halitosis.

Ciertas plantas medicinales como el perejil y el anís poseen propiedades claves para combatir el mal aliento. El perejil, por ejemplo, combina una acción refrescante con la anulación de los activos que producen mal aliento luego de consumir grandes cantidades  de ajo o cebolla.

El anís posee una fuerte acción contra las bacterias, evitando la proliferación de las mismas en la boca. Al mismo tiempo, los aceites aromáticos presentes en el anís generan una potente acción refrescante que contrarresta el mal aliento. Podrás preparar una efectiva receta casera con los siguientes ingredientes:

Dos tazas de agua.
Algunas ramas de perejil.
Cuatro frutos de anís verde.

Solamente tendrás que ubicar el anís y el perejil en un recipiente que incluya la cantidad de agua indicada, y poner al fuego hasta llegar al hervor. En ese momento, revolver la preparación durante cinco minutos. Posteriormente apagar el fuego y dejar la mezcla descansando a lo largo de diez minutos. Por último, cuela el producto y deja que se enfríe. Guárdalo y utilízalo todas las mañanas para enjuagarte y eliminar el mal aliento.

Imagen: wikimedia.org